Gastos deducibles y no deducibles

Gastos deducibles y no deducibles

¿Qué significa que un gasto es deducible?

Básicamente, un gasto deducible es un gasto que puedes restar de tus ingresos antes de calcular los impuestos que debes pagar al gobierno. ¿Suena bien, verdad?

Veámoslo con un ejemplo: supongamos que eres un emprendedor que vende ropa en línea y tienes un ingreso anual de 100.000€. Pero, también has tenido que hacer algunos gastos para mantener tu negocio en funcionamiento, como comprar telas, pagar el alquiler de tu espacio de trabajo y contratar a un diseñador gráfico para tu sitio web. Estos gastos pueden sumar un total de 20.000 euros al año.

Si estos gastos son deducibles, puedes restarlos de tus ingresos y sólo pagar impuestos sobre los 80.000€ restantes en lugar de los 100.000€. Entonces, en lugar de pagar impuestos sobre toda tu ganancia, sólo pagas impuestos sobre lo que realmente te quedó en el bolsillo después de pagar los gastos necesarios para tu negocio.

  Cálculo de intereses de demora de Hacienda

Es importante saber que no todos los gastos son deducibles. Hay ciertas reglas que debes seguir y algunos gastos pueden estar sujetos a límites o restricciones. Pero si llevas un buen registro de tus gastos y trabajas con un contador o asesor fiscal, puedes identificar fácilmente los gastos deducibles y maximizar tus ahorros fiscales.

¿Cuáles son los gastos deducibles en España?

Los gastos deducibles incluyen los gastos contables, de explotación y financieros, así como algunos gastos fiscales no contables. En la declaración de la renta, algunos de los gastos deducibles son los siguientes:

  • Compras, variación de existencias y otros consumos de explotación: incluye el precio de adquisición de mercaderías y materias primas, así como los gastos adicionales que se producen hasta que los bienes llegan al almacén, como transporte, aduana y seguros.
  • Gastos deducibles en sueldos y salarios: este apartado incluye las retribuciones a empleados, como sueldos, pagas extra y retribuciones en especie. También se incluyen las cantidades abonadas a la Seguridad Social por cotizaciones sociales a cargo de la empresa, pero no las correspondientes al titular de la explotación.
  • Otros gastos de explotación: aquí se incluyen otros gastos necesarios para desarrollar la actividad de la empresa, como suministros, reparaciones y conservación de los bienes afectos a la actividad, publicidad y propaganda, etc.
  • Gastos financieros: son los intereses y otros gastos financieros derivados de la obtención de los fondos necesarios para la actividad de la empresa, como intereses de préstamos y créditos.
  • Amortización: se refiere a la pérdida de valor de los bienes utilizados en la actividad empresarial debido a su uso o paso del tiempo. La amortización se puede deducir como gasto en la declaración de la renta.
  Responsabilidad de un administrador de SL a ojos de Hacienda

¿Qué gastos no deducibles?

Entre los gastos que no puedes deducir se encuentran, por ejemplo, los gastos personales del empresario o de los empleados, como puede ser el alquiler de una vivienda particular o el mantenimiento del coche personal. Tampoco puedes deducir los impuestos personales, como el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) o el Impuesto sobre el Patrimonio.

Otro tipo de gastos que no son deducibles son los sancionatorios o multas, tanto las administrativas como las penales. Si tu empresa ha cometido una infracción y te han impuesto una sanción, no podrás deducir el importe de la misma.

¿Qué pasa si declaro gastos no deducibles?

Si declaras gastos no deducibles, es decir, aquellos que no están permitidos por la ley, lo más probable es que la Agencia Tributaria te los rechace y tendrás que pagar más impuestos de lo que esperabas. Además, esto podría generar una inspección y sanciones económicas.

Por eso, es muy importante que antes de declarar tus gastos, revises cuidadosamente cuáles son deducibles y cuáles no, y que cuentes con la documentación necesaria para justificarlos. De esta manera, evitarás problemas con Hacienda y podrás pagar los impuestos correspondientes de manera justa y equitativa.

  Cómo reclamar una indemnización por accidentes de tráfico
Jorge Hudson Narváez

Miguel Casanueva Domínguez

  • - Especialista en el sector tributario y Hacienda con más de 15 años de experiencia

  • - Co-fundador de Modeloshacienda.com el blog que ayuda a las personas a que cumplan sus obligaciones tributarias.

Otros artículos que podrían interesarte

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad