Responsabilidad de un administrador de SL a ojos de Hacienda

Responsabilidad de un administrador de SL a ojos de Hacienda

¿Qué responsabilidad tiene un administrador de una sociedad limitada?

  • Los administradores de una sociedad limitada tienen la responsabilidad de representar a la sociedad y de tomar decisiones en su nombre. Esto significa que los administradores son responsables de la gestión de la sociedad y de sus actividades. Esta responsabilidad incluye la responsabilidad frente a terceros, como acreedores, clientes y proveedores, así como la responsabilidad frente a la Agencia Tributaria.
  • En cuanto a la responsabilidad frente a terceros, los administradores son responsables de los actos de la sociedad, como el incumplimiento de contratos o el pago de deudas. Esta responsabilidad se limita a los bienes de la sociedad, por lo que los administradores no pueden ser responsables con su patrimonio personal.
  • En cuanto a la responsabilidad frente a la Agencia Tributaria, los administradores son responsables subsidiarios de las deudas tributarias de la sociedad.
    • Esto significa que la Agencia Tributaria primero intentará cobrar la deuda a la sociedad, y si ésta no puede hacerlo, entonces podrá reclamar al administrador. En algunos casos específicos, la Agencia Tributaria puede reclamar directamente al administrador sin intentar cobrar a la sociedad.
    • Esto ocurre cuando el administrador desvía bienes de la sociedad para evitar que sean embargados, o cuando la sociedad ha cometido una infracción tributaria.
  Cómo vigila Hacienda las transacciones de dinero en efectivo para prevenir el fraude fiscal

¿Quién responde de las deudas de una sociedad limitada?

Si las deudas son acarreadas en beneficio de acreedores, clientes o proveedores, la sociedad será la que se ponga al frente de las deudas sin afectar al patrimonio de sus administradores. En el caso de que la sociedad acarree deudas en beneficio de la Agencia Tributaria, podría ocurrir que el propio administrador o administradores deban responder directamente con su patrimonio.

¿Cuándo responden los administradores con sus propios bienes?

Los administradores de una sociedad pueden ser responsables con sus propios bienes cuando la Agencia Tributaria (AEAT) decide derivar la responsabilidad tributaria a ellos. Esto ocurre cuando la empresa ha cometido una infracción tributaria, como por ejemplo no ingresar en plazo una cuota del Impuesto de Sociedades, o cuando el administrador desvía bienes de la empresa para que no sean embargados.

¿Cuándo prescribe la responsabilidad de un administrador?

La responsabilidad de un administrador prescribe a los cuatro años desde la última actuación recaudatoria de la Agencia Tributaria. Esto significa que la AEAT tiene cuatro años para actuar contra el administrador. Si la responsabilidad del administrador es subsidiaria, el plazo de cuatro años se cuenta desde la última actuación recaudatoria de la AEAT.

  Gastos deducibles y no deducibles

Si la responsabilidad es solidaria, el plazo de cuatro años se cuenta, en general, desde el momento en que se cometió la infracción tributaria. Es importante tener en cuenta que el plazo de prescripción no se interrumpe si la AEAT inicia una serie de actuaciones contra la sociedad para recuperar los impuestos adeudados.

¿Cuándo un administrador no tiene que ser autónomo?

Si bien todos los administradores tienen la responsabilidad de llevar a cabo las funciones necesarias para el buen funcionamiento de la empresa, sin embargo para ser administrador de la empresa y autónomo se deben cumplir los siguientes requisitos:

  • Se les exige que tengan un 25% o más participación en las acciones emitidas por la Sociedad Limitada.
  • Por último, pero no menos importante, es necesario que los administradores reciban remuneración directamente por sus servicios prestados a la compañía.

¿Qué se puede embargar a una sociedad limitada?

La Agencia Tributaria puede embargar los bienes de la sociedad para recuperar los impuestos adeudados. Los bienes embargables incluyen los bienes muebles e inmuebles, los bienes intangibles, los bienes financieros, los bienes de la empresa, los bienes de los accionistas, etc.

  Supuestos prácticos de la oposición de Agente de Hacienda

¿Cómo disolver una sociedad limitada con deudas?

La disolución de una sociedad limitada con deudas requiere una serie de pasos para garantizar que todas las deudas sean pagadas antes de que la sociedad sea disuelta.

  • El primer paso es identificar todas las deudas de la sociedad. Esto incluye deudas tributarias, deudas mercantiles, deudas laborales, deudas bancarias, etc.
  • Una vez identificadas, los acreedores deben ser notificados de la intención de disolver la sociedad.
  • El siguiente paso es liquidar los activos de la sociedad para pagar las deudas.
  • Si los activos no son suficientes para cubrir todas las deudas, los acreedores pueden presentar una demanda para recuperar el dinero adeudado.
  • Una vez que todas las deudas han sido pagadas, la sociedad puede ser disuelta.
Jorge Hudson Narváez

Miguel Casanueva Domínguez

  • - Especialista en el sector tributario y Hacienda con más de 15 años de experiencia

  • - Co-fundador de Modeloshacienda.com el blog que ayuda a las personas a que cumplan sus obligaciones tributarias.

Otros artículos que podrían interesarte

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad