Prescripción de deudas con Hacienda

Prescripción de deudas con Hacienda

¿Te han llegado cartas de Hacienda diciendo que tienes deudas pendientes? Existe algo llamado prescripción de deudas con Hacienda que puede ayudarte a liberarte de esas deudas. En este artículo te contamos todo lo que necesitas saber sobre la prescripción de deudas con Hacienda en España.

¿Cuándo prescribe una deuda tributaria?

De acuerdo a la Ley General Tributaria (artículo 66), una deuda tributaria prescribe después de cuatro años. ¿Pero cuándo empiezan a contar esos cuatro años? Pues, desde el día después del plazo establecido para presentar la declaración o autoliquidación.

Por ejemplo, si la declaración de la renta del año 2014 tenía que presentarse antes del 30 de junio de 2015, el plazo de cuatro años para que la deuda prescriba empezaría desde el 1 de julio de 2015 y terminaría el 30 de junio de 2019.

  Denuncias anónimas de Hacienda

¿Cómo se revisa la declaración de la renta y cuánto tiempo tiene Hacienda para hacerlo?

Cuando presentas tu declaración de la renta, Hacienda tiene un plazo de cuatro años para revisarla y verificar que todo está correcto. Este plazo comienza justo después de la fecha límite para presentar la declaración.

¿Qué ocurre en caso de delito fiscal?

Si la deuda se considera un “delito fiscal” (o sea, que has defraudado una cantidad de dinero muy grande), el plazo de prescripción es de 5 años para las deudas que superen los 120.000 euros de cuota y de 10 años para las que superen los 600.000 euros. Además, si cometiste un delito fiscal, podrías enfrentar penas de prisión.

¿Cómo actuar en caso de no poder pagar las deudas con Hacienda?

Si tienes deudas con Hacienda y no puedes pagarlas, puedes acogerte a la Ley de Segunda Oportunidad, que te permite solicitar el perdón total o parcial de tus deudas si no puedes hacerles frente. Es como una segunda oportunidad para ponerte al día con tus pagos.

  Cheque 200€ de Hacienda ¿Cómo conseguirlo?

¿Qué deudas no prescriben nunca con Hacienda?

Hay deudas que prescriben normalmente a los 4 años pero, hay otras que no están sujetas a prescripción como aquellas que tienen que ver con la división de la herencia entre coherederos, la división de una propiedad entre varias personas o la escritura pública de un documento privado.

Explicación de la ley de Segunda Oportunidad

Para que entiendas bien en que consiste la ley de la Segunda Oportunidad, te lo explicaremos con un ejemplo:

Imagina que una persona tiene una deuda con la Agencia Tributaria y no puede pagarla. Con la Ley de Segunda Oportunidad, esa persona puede pedir que le perdonen parte o toda la deuda. Por ejemplo, si debe 10.000 euros, puede pedir que le perdonen esa cantidad. Pero si debe más dinero, solo se puede perdonar hasta 10.000 euros y el resto lo tendría que pagar en un plazo de 3 a 5 años.

Pero, ¡ojo! Esta ley no es aplicable para todo el mundo. Solo se puede acoger a ella si se cumplen ciertos requisitos y si la persona demuestra que realmente no puede pagar las deudas. Además, si la deuda es por haber hecho algo malo, como defraudar dinero a Hacienda, la Ley de Segunda Oportunidad no se aplica.

  Certificado de No Ingresos: Lo que debes saber

También podría interesarte leer estos artículos:

Jorge Hudson Narváez

Miguel Casanueva Domínguez

  • - Especialista en el sector tributario y Hacienda con más de 15 años de experiencia

  • - Co-fundador de Modeloshacienda.com el blog que ayuda a las personas a que cumplan sus obligaciones tributarias.

Otros artículos que podrían interesarte

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad